"Loba Esteparia" "Teatro Mágico, no para cualquiera, entrada sólo para locos..."

viernes, diciembre 22, 2006

"Sensación, no-sensación, todo menos sensación"

Y es esta sensación (y me digo: no-sensación, todo menos sensación) pasaje vago de la vaga conciencia (conciencia, vaguedad, lo que sea) y dos o tres palabras, imágenes por supuesto, aclaraciones innecesarias de la mente (voces inexplicables que aparecen disminuyendo, mientras disminuye la conciencia a punto de dormir, y el recuerdo, digo, recuerdos) y recuerdos aproximados de “ya casi”, de “poco mas que nada”, poco más que nada que es, como siempre, recuerdo. Hoy recordé a mi abuela y su muerte. Me sonrió y yo sonreí también.
Escucho a Fiona Apple desde hace diez mil siglos, me acompaña fotografiando momentos, como una banda sonora de alguna gran película, “A Mistake”, una gran canción en una notable escena, neutraliza al olvido. Y divago. Bordeo y acaricio a la “perfección”, la tanteo, me sonríe, y yo por ese afán de pensar que lo mejor está por venir, por dejar pasar un “ya casi” me hago de rogar y ¡paf! la pierdo. Y nadie dice nada. Y la perfección se larga. Pero no importa. Bueno, sí importa, pero no tanto, al menos hoy no importa. Porque todo lo que acompaña a ese “ya casi” inunda de sublimidad (¿será exagerado decir sublimidad?),o al menos de encantamiento, y ahora temo a una posible adicción a aquella sublimidad (aunque suene exagerado). Seguiré pensando que lo mejor está por venir (me refiero a un “ya casi” mutado en un “ya!”). Y doy una carcajada. Y pienso otra vez y me pregunto quien eres, ¿eres tú?,dime, ¿eres tú?, ¿importa si eres tú o es él?, para tales casos no debería importar(me) pero al preguntar más de una vez veo que me importa. Pero ahora no importa, yo sólo río.
Es tarde y no tengo sueño, aún me acompaña la “fusión” de un sí sé qué plasmado en la piel. Y deliro. Y divago. Y la mentira (¡con un antifaz!) me guiña un ojo desde la vereda del frente, pero yo hago como que no la veo. Y adultero a aquella sensación, (no-sensación, todo menos sensación) la adultero para sentirme mejor. Y río. Y me quedo sola otra vez, sola en esta habitación, y lo agradezco. Quedarse solo, dice Heidegger. Pero la autentica soledad habrá de esperar algunos momentos antes de aparecer, justo cuando una deja caer la pluma, extrañada de la convivencia entre lo que no respira.
Es hora de dormir. Deberé contar ovejas. Suena en mi ambiente “Android Paranoid” y me pregunto: ¿sueñan los androides con ovejas eléctricas?
posted by MaRíA VaLeRiA!!! at 1:29 a. m.

3 Comments:

Maleficio:

La pregunta de si es él o no es él es bastante maniqueísta y demasiado bifurcada. En el juego de lo escrito los dos personajes son el mismo, porque son metáforas de dos esquemas o dos instintos (así como Eros y Tanatos). En consecuencia, la paranoia de cuestionarse cuál de los dos está prevalenciendo o con cuál de los dos estás interactuando no es muy razonable.

Más gráficamente, el juego de Narciso y Perplejo significó una manera muy sencilla y acertada de explicar una dicotomía, en momentos en que Perplejo (esa dimensión más empática) estaba recién teniendo espacio para desarrollarse, porque a la fecha todo era vincularse de manera narcisista y adictivamente (es decir, sin comprometer emocionalidad). Naturalmente, esta situación tambíén fue motivada por el tipo de personas que me rodeaban, por mi inseguridad al no poder relacionarme sino cuando había desnivel a mi favor.

Creo que hoy ambos instintos están integrados y no compiten en una dicotomía del todo o nada. Volver a un esquema ya superado estaría muy lejos de identificarmme (o si quieres, identificarlos).

Esto, porque soy más conciente de que las relaciones necesitan cumplir ciertos umbrales básicos de franqueza y sobre todo de integración entre lo carnal y lo emocional. En pocas palabras, soy más sensible frente a mi necesidad de no estar con alguien que sólo me gusta físicamente o que sólo me acomoda emocionalmente.

Me gusta decirlo porque es sencillo de entender y porque así escribo la historia de mis procesos mentales.

Perplejo.

diciembre 22, 2006 9:30 a. m.  

Perplejo:
Fué un cuestionamiento en un segundo de delirio, pero no pasa más allá, y con mayor razón luego de leerte, muere.
(I'm not perplexed anymore, robándote la frase)
Lo entiendo perfectamente.
Y me gusta...

diciembre 22, 2006 10:53 a. m.  

Una foto de McKean, siempre es como una bocanada de aire fresco

diciembre 27, 2006 1:49 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home